Home · Chops · Humor Absurdo · Fails · Humor Ateo · Cyanide & Happiness · Curiosidades · Tweets · Humor Negro · Fotografía · Cinéfilos · Propio · Dibujantes
Primer resultado cuando buscas “[gentilicio] + guy” en Google imágenes (click para ampliar).
Russian Guy Wins.
Pero atentos a Bielorrusia… (el chico que parece estar en la cárcel). El francés tampoco tiene desperdicio.

Primer resultado cuando buscas “[gentilicio] + guy” en Google imágenes (click para ampliar).

Russian Guy Wins.

Pero atentos a Bielorrusia… (el chico que parece estar en la cárcel). El francés tampoco tiene desperdicio.


'El arte de lo inútil'


Impresiona

Impresiona


image

 


El arte de Scott Wade en el polvo que tú no le limpias al coche

[Click en la imagen para ampliar]


Los edredones que más molan

[Click en la imagen para ampliar] Vía



11 extraños trabajos que han desaparecido:

1. Colocador de bolos: Normalmente era para jóvenes y estaba mal pagado.

2. Despertador humano: Se encargaba de picar las puertas y ventanas de sus clientes para asegurarse que se despertaran a la hora acordada.

3. Cortador de hielo: Cortaban piezas de hielo de lagos congelados y se las vendían a los vendedores de hielo, que a su vez vendían el hielo para mantener fríos los congeladores de los compradores.

4. Detector de aviones pre-radar: Utilizaban estos armatostes para escuchar aviones enemigos acercándose y así avisar a sus compañeros.

5. Cazadores de ratas: Se metían en las alcantarillas de las ciudades europeas para controlar la población de ratas y así evitar la propagación de enfermedades.

6. Encendedor de farolas: Hasta la aparición de las bombillas eléctricas, las farolas necesitaban de gente que las encendiera y apagara.

7. Lechero: Debido a las rudimentarias técnicas de preservación y refrigeración, la leche debía ser entregada a domicilio y consumida rápidamente.

8. Conductor de troncos: Antes que aparecieran los camiones de transporte, los troncos debían ser conducidos por vías fluviales.

9. Operadora de centralita: Cuando la tecnología de telefonías no estaba suficientemente avanzada, era necesario tener una centralita para controlar las redes telefónicas conectando manualmente las llamadas.

10. Resurreccionista: Durante el siglo XIX eran los encargados de desenterrar los cadáveres de los cementerios para llevarlos a las universidades para su estudio en las facultades de medicina.

11. Lectores de fábricas: Las grandes fábricas les contrataban para hacer lecturas recreativas a sus trabajadores durante la jornada laboral, que acostumbraba a durar todo el día.

Fuente.